Acerca de la muerte

PhotobucketPhotobucket
¿Por qué llamamos vida solamente a la que se expresa en los cuerpos materiales? ¿No hemos aprendido que la materia es lo más perecedero que tenemos y la que, por lo mismo, es la más fácil de verse afectada, de corromperse, enfermarse, destruirse, desaparecer? ¿Y qué hay de nuestros sentimientos, de nuestros ideales, de nuestros sueños, de nuestras intuiciones, de esos chispazos que alguna vez nos acercaron, aunque sea por instantes, al borde mismo del Misterio? ¿Acaso eso no es vida? Ante el temor, se nubla el entendimiento y es posible que lleguemos a preguntarnos: ¿pero quién me asegura que sueños, ideas, sentimientos, no desaparezcan al igual que el cuerpo físico? Volvamos a recordar: ¿desaparecen todas estas cosas cuando nuestro cuerpo dormido sueña por las noches? No, al contrario, continuamos igual o más vivos todavía, hablando con unos y otros, desplazándonos de un sitio a otro, gozando y sufriendo como siempre, anhelando cosas como siempre, sintiéndonos nosotros mismos como siempre. Entonces ¿por qué habría de barrerlas la muerte, que es tan sólo un sueño más profundo y largo? cc854561366175c655a31a2bf2c2e33b_1.jpg picture by eclipse-of-moon

No hay comentarios:

Publicar un comentario