Quiénes son los arcángeles que trabajan más estrechamente con los humanos de la Tierra?

Photobucket
Dice Abigrael: "Existen cuatro ángeles superlumínicos mayores, que se ocupan de la vida humana sobre la Tierra. Cuando pensabais que la Tierra era el centro del Universo, esos cuatro parecían muy importantes en el Cielo. No lo son. Hay millones de arcángeles. Sin embargo, esos cuatro son muy importantes en la Tierra. Antes eran necesarios en mayor número para haceros llegar información, porque erais menos receptivos, pero como habéis evolucionado se necesitan menos arcángeles. En la actualidad para la Tierra, son importantes los arcángeles Gabriel, Miguel, Rafael y Uriel." La terminación "EL" los identifica como mensajeros y enviados de Dios.


ARCANGEL MIGUEL
[san+miguel+arcangel.jpg]
Su nombre es una pregunta, "¿Quién como Dios?" Miguel es el custodio de la paz. Es el guardián de la casa del espíritu y los sueños; trabaja por la cooperación y la reconciliación. Es hora de que aprendamos a vivir en paz y armonía con otros, a derribar las barreras que han separado a naciones, partidos políticos, sectas religiosas, familias e individuos, debido a diferencias de opiniones, miedos y egoísmos. Todos somos ciudadanos de la Tierra, pese a nuestra diversidad. En el avance hacia ese plano de cooperación, Miguel es el ser que hay que invocar.
Arcángel Uriel


Uriel significa "Fuego de Dios". Es el arcángel de la salvación. Uriel brinda energías transformadoras a la mente y es la presencia superlumínica que podemos invocar cuando nos ocupamos de problemas referidos a la ciencia, la economía y la política. Esto incluye tópicos tales como contaminación ambiental, purificación de tóxicos, nuevas tecnologías, alimentación y cultivo, viviendas y construcciones, investigación médica, igualdad social, reformas políticas y todo lo que se relaciona con asuntos referidos a organizaciones de sistemas y trabajo

Arcángel Rafael


Su nombre significa "Dios ha curado". Es el arcángel de la curación. Es la superlumínica presencia del reino de la curación. Esto incluye todo lo que va desde la herbolaria hasta la cirugía, desde lo personal hasta lo planetario. Si te dedicas a curar o necesitas tú mismo una curación, puedes invocar a Rafael. Su poder puede actuar sobre las enfermedades físicas, mentales y emocionales
Arcángel Gabriel

Su nombre significa "Dios es mi fuerza". Gabriel es el custodio de las emociones, las relaciones y la creatividad. Cuando estamos luchando con abusos, disfunciones, adicciones, familias problemáticas, problemas de minorías sexuales, problemas para hallar el amor y ser amados, el ángel superlumínico a invocar es Gabriel. En lo referido a las artes y a cualquier tipo de creatividad, también podemos solicitar la amante ayuda del arcángel Gabriel
¿Quiénes son los 72 ángeles o genios de los cabalistas?

Un conocimiento que hasta el siglo pasado estaba sólo restringido a los círculos esotéricos secretos, ha revelado que según la cábala hebrea, existen 72 atributos o cualidades que rodean a Dios y que están a disposición de los hombres para atender sus necesidades evolutivas. Son los 72 ángeles o genios, cada uno de los cuales tiene un nombre ritual, y según la cábala se relaciona con una energía zodiacal determinada y debe ser invocado en estrictos horarios planetarios . A cada ángel se le atribuye también una invocación determinada, que es un salmo del Antiguo Testamento, haciéndose presente en forma inmediata ante este llamado.

Los devas o espíritus de la naturaleza también son ángeles?

Los espíritus de la naturaleza son en sí un orden angélico, pero están literalmente en una longitud de onda diferente de la de nuestros acompañantes espirituales. Son los patrones imperantes que controlan todo lo viviente: lo que crece, las cocechas y los jardines, selvas y lagos, peces, aves y animales. vemos su sombra en configuraciones tales como las bandadas de pájaros, los cardúmenes de peces, así como en el trazo inigualable y delicado de una simple hoja.

Los devas de la naturaleza co-crean y nutren el ambiente físico, cosa que hacen con independencia de los esfuerzos humanos. Aunque en lugares como Findhorn, Escocia, o Perelanda, Virginia, se puede ver y apreciar el enorme beneficio mutuo de una colaboración conciente entre humanos y espíritus de la naturaleza. De todos los seres angélicos, los espíritus de la naturaleza son los más afines a nuestra realidad humana. Son un reino que merece gran respeto, pues ha sido el más afectado por nuestras locuras ambientales. Sin embargo, continúan sirviendo de buen grado. Abrirnos ahora a ellos es muy importante, pues poseen mucha información vitalmente necesaria en esta época de transformación planetaria.

Cómo podemos percibir a los ángeles?

No hay una manera correcta de percibir a los ángeles. Se manifiestan de mil modos diferentes a diferentes personas, con apariencias que son sumamente personales según cada individuo. Normalmente se comunican con nosotros en nuestros sueños, normalmente los vemos como figuras sabias o protectoras que nos prestan consejo o ayuda o simplemente nos hacen felices con su sola presencia; pero a veces los vemos como ángeles en la imagen de seres perfectos, espléndidos y de una belleza absolutamente pura. Durante las horas de vigilia también podemos percibirlos bajo determinadas circunstancias. Algunas personas sienten su presencia físicamente, como un escalofrío o un cosquilleo en la nuca, como "piel de gallina" en los brazos o como una sensación de calor más o menos intensa; algunos pueden ver fugazmente alguna luz, una figura alada, o simplemente algún desconocido que les resulta extrañamente familiar, otros pueden escuchar sonidos sutiles como campanitas o percibir un perfume o aroma agradable sin ningún motivo aparente. Las apariciones inesperadas de ciertos animales o las sincronicidades que nos llevan a leer mensajes que forman parte de otros contextos como anuncios o titulares de periódicos, son también subterfugios que utilizan nuestros ángeles para entrar en contacto con nosotros.

¿Cómo podemos comunicarnos con los ángeles?

Los ángeles están aquí. Ahora mismo, mientras lees esto, puedes comenzar a hablar con ellos, si lo deseas. Puedes sentarte a meditar en silencio, convocarlos, hablar con ellos, hacerles algunas preguntas y apuntar en un cuaderno las respuestas que te den. Relájate y confía en lo primero que te venga a la mente. Este es un acto de fe y confianza. Si necesitas desarrollar tu fe y tu confianza primero, puedes comenzar a comunicarte con ellos a través de oráculos y juegos de cartas, por ejemplo.

Sólo hay una condición básica: es imprescindible creer en su existencia y en su ayuda, de lo contrario no pueden manifestarse. Los ángeles no pueden penetrar directamente en nuestra voluntad, ni modificar nuestro razonamiento de forma arbitraria ya que tenemos libre albedrío y ellos lo respetan profundamente. ¿Acaso puede venir a nuestra vida el amor, la abundancia o el éxito cuando creemos firmemente que esto no es posible?

Conforme aprendemos a confiar y a creer en ellos y desarrollamos nuestras capacidades perceptivas más sutiles, incluso podemos llegar a verlos y a escucharlos nítidamente. Todo es custión de desearlo, de solicitar el contacto, de estar abiertos a escuchar y seguir nuestra intuición y perseverar en nuestra intención. Ellos desean comunicarse con nosotros, tanto o más que nosotros mismos, así es que nos llevarán de la mano en cuanto manifestemos la más leve intención de entablar contacto.

Existen muchas maneras de hablar con los ángeles; buscar su amistad no es algo que se limite a un solo sistema de creencias, cualquier que éste sea. Vincularse con ellos es el apso siguiente en nuestra evolución como especie de seres concientes. De hecho, también es el paso siguiente de la evolución de los ángeles que trabajan con nosotros. Poe ende, el intercambio va y viene, como en cualquier buena relación.



¿Cómo tratar a nuestros ángeles?

Los ángeles no establecen contacto sólo con personas especiales o de un modo secreto. Lo hacen abierta y gozosamente, trayendo buen humor y buenas nuevas. Estar con tus ángeles no es sentarse en una habitación oscura , con música misteriosa, una bola de cristal y velas parpadeantes. Es conversar, simplemente. Hablar con los ángeles es la cosa más natural del mundo. Cualquier puede hacerlo. Y hace bien. Hace bien al sentido del humor, al alma, al cuerpo. Hace bien a todos aquellos con los que entras en contacto.

Cuando preguntas a tus ángeles puedes estar seguro de que obtendrás respuesta. El verdadero preguntar no proviene del miedo ni de la agresión; surge del profundo deseo de saber, la voluntad de escuchar y recibir. Preguntar no es exigir, ni tomar codiciosamente. es permanecer abierto, sin opinión y sin crítica, mientras los fragmentos de información se van agrupando. Preguntar significa, simplemente, aceptar lo que se presente, y confiar que en el momento debido, el entendimiento correcto y destacado se hará conocer para el bien de todos.



¿Para qué nos sirve entablar contacto con los ángeles?

Además de brindarnos su amor, su inspiración, su apoyo y su agradable compañía, los ángeles nos pueden guiar mediante sincronicidades, o sea, el encadenamiento "casual" de hechos significativos que vienen en nuestra ayuda para que podamos lograr nuestros más elevados propósitos. Los ángeles también nos dan señales, pistas e incluso consejo directo a través de canalizaciones o telepatía para conducirnos hacia lo que es mejor para nosotros en las distintas encrucijadas vitales, allanando así nuestro camino de regreso a la divinidad. Entablar contacto con ellos es un preciado regalo y un potente catalizador en nuestro proceso evolutivo. Son los mejores psicólogos, pues nos ayudan a descubrir nuestras respectivas trabas y bloqueos; los mejores médicos porque nos develan el verdadero origen de nuestras enfermedades y los mejores asesores, pues nos ayudan a modificar nuestro presente para elegir los más luminosos futuros.

Formas de comunicación con los arcángeles.





Debe llevarse a cabo durante la mañana, de preferencia al levantarse. Es una oración de petición de habilidades y capacidades espirituales a fin de que en esta vida podamos encontrar y andar por el camino que nos lleve hasta Dios, para servirlo como hacen ellos. La persona se debe poner de pie y mirando a los cuatro puntos cardinales decir:



1) Mirando hacia el Este (ORIENTE): Amado ARCANGEL URIEL irrádiame con tu luz para alcanzar el camino de Dios. Él nos ayuda a tener claridad e iluminación para resolver nuestros problemas.



2) Mirando hacia el SUR: Amado ARCANGEL MIGUEL envuélveme con tu fuerza para avanzar por el camino de Dios. Él nos da fuerza para enfrentar y superar nuestros miedos.



3) Mirando hacia el OESTE (PONIENTE): Amado ARCANGEL RAFAEL lléname de salud para recorrer el camino de Dios. A él se debe acudir cuando nos sentimos mal.



4) Mirando hacia el NORTE: Amado ARCANGEL GABRIEL conéctame con el mensaje que debo llevar en el camino de Dios. Él nos ayuda a comprender cuál es nuestra misión en la vida. Luego también mirando hacia el norte o bien ya en posición de oración en el altar se les pide a ¡os ARCAN.GELES CHAMUEL, JOFIEL, y ZADQUIEL.



5) Amado ARCANGEL CHAMUEL te pido me inundes de rayo rosa del amor divino. Este amor no tiene fronteras no reconoce diferencias. Igual para todo.ser.vivo.



6) Amado ARCANGEL JOFIEL lléname de belleza. Sabiduría e inteligencia divinas. Estos elementos nos ayudan a comprender la existencia más allá de culturas, ideologías y lógica material.



7) Amado ARCANGEL ZADQUIEL a través de tu rayo violeta cólmame de benevolencia y misericordia divinas. La compasión que Cristo Jesús vino a enseñamos debemos llevarla a la práctica a cada minuto de nuestra vida, El rayo violeta nos ayuda a logrado transmutando las energías siempre hacia lo bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario