Intención Unificada de Luna Llena

Photobucket El sábado 16 de agosto estamos experimentando un Eclipse Lunar de Luna Llena. Esta luna en penumbra, también conocida como la luna “inactiva”, es una fase donde no existe reflejo solar, dejando la fase de la luz en oscuridad.

Este ciclo lunar simboliza la unión entre la luna y el sol, o, la unión entre la luz y la oscuridad. Un eclipse lunar es también simbólico de muerte y renacimiento. Cuando las lunas llenas iluminan, todo lo que está siendo sostenido en el subconsciente con el eclipse lunar agregado, se amplifica de gran forma. Todo lo que permanece interfiriendo en la manifestación de nuestro verdadero propósito es reflejado de regreso hacia nosotros con elevada intensidad.

Este eclipse en particular sigue de inmediato a un eclipse de luna nueva y al portal de la consciencia 8-8-8. Estas energías de apoyo sumamente potentes en Agosto sirven como un catalizador para fases más importantes de purificación que también resultan en niveles mayores de auto-fortalecimiento.

En este período intenso de dejar de lado toda ilusión, muchos en nuestras familias están experimentando o experimentarán la “noche oscura del alma”, para permitir que se suscite un renacimiento. En el campo de la consciencia despierta, el significado general de este término es un período de iniciación espiritual de extrema purificación. La “noche oscura” es una experiencia profundamente personal frecuentemente caracterizada por una aparente ausencia de luz, confusión y soledad. Su propósito es liberación y ayudar a liberar las cadenas que los sujetan.

Es común para los iniciados en el sendero de iluminación experimentar varias “noches oscuras” hasta el logro auténtico del verdadero yo. Extendamos nuestro amor y apoyo a todos aquellos que están atravesando este proceso necesario y muy desafiante.

Intención Unificada de Luna Llena ~

Como un campo de fuerza grupal, se nos ofrece una tremenda oportunidad para multiplicar la energía generada durante las Transmisiones de la Rejilla Planetaria más allá de lo que hayamos experimentado hasta hoy. La intención con la que nos estamos unificando en la Rejilla Cristalina durante este ciclo de luna llena nos ayudará a enraizarnos y anclar un sendero muy poderoso para la humanidad colectiva, que más tarde continuará, en el ciclo de evolución. En otras palabras, estamos cortando el sendero para transitarlo de forma más fácil; para todos aquellos que vienen detrás.

Durante las Transmisiones de la Rejilla de Luna Llena, continuamos con un enfoque imparable y continuo en liberar la vieja programación emocional y mental. Estamos disolviendo todos los apegos a la identidad individual del yo mientras invocamos al coraje en todos los aspectos de nuestras vidas.

En este arrojo, nos unificamos en la rejilla planetaria con la intención de liberar la ilusión y todo temor asociado en torno de la muerte; tanto si esa energía es sostenida consciente o inconscientemente. A un nivel central más profundo, la mayoría de todos los temores proviene del temor a la muerte, la gran desconocida.

Conscientemente sabemos que somos seres eternos, sin embargo, existe mucho temor alrededor de este proceso de transición que está todavía insertado en el interior de nuestra matriz celular. Esto causa temor basado en la emoción y en la reacción del comportamiento para persistir en la ilusión del mundo dual.

Tener miedo de algo, reduce nuestra capacidad para amar incondicionalmente y para manifestar auténticamente nuestra Divina Presencia.

También nos unificamos en la rejilla con la intención de liberar el temor a la oscuridad. Estamos dejando ir toda falsa percepción que nos rodea sobre las supuestas “fuerzas oscuras” externas que están afuera de nosotros para causarnos daño, para infiltrarse en nuestro trabajo. Esta es otra gran ilusión que causa mucho caos, una actitud que divide y separación colectiva.

Es desde un estado de conciencia expandida que podemos darnos cuenta de que: Cualquiera y toda la energía de apariencia oscura invasiva que se percibe mediante el yo (personalidad) es un aspecto de sí mismo. Estas percepciones son pensamientos y emociones que provienen del yo separado e individualizado. Atraemos hacia nosotros todo lo que está contenido en nuestra percepción.

Una vez que limpiamos profundamente estas impresiones separadas provenientes de los recovecos más profundos de nuestra consciencia, perdemos el temor. Experimentamos el renacimiento y emergemos de un estado de sufrimiento hacia la gran iluminación.

En un estado de coraje o arrojo, nos abrimos hacia la disolución natural de nuestras identidades, nuestros pensamientos y nuestros apegos físicos hacia el flujo apacible de la Divina Presencia. Podemos entregarnos también más fácilmente hacia el interior de las profundidades de la oscuridad y descubrir la riqueza fértil que ésta dimensión sostiene. Al rendirse y al aceptar la oscuridad intrínseca en el interior de nosotros mismos, podemos recibir y conscientemente manifestar la totalidad del Yo.

Tenemos conocimiento íntegro y profundo de que nosotros somos seres eternos unificados con toda la energía a la que podemos tener acceso a nuestro verdadero poder y manifestar la gran perfección de quienes realmente somos

No hay comentarios:

Publicar un comentario