"Qi Xi", una leyenda de amor milenaria

Photobucket
También conocido como el San Valentín Chino, Qi Xi (La noche de los sietes) representa el Festival de los enamorados, en honor a una antigua leyenda y es celebrado el séptimo día, del séptimo mes lunar del calendario chino.



Las niñas tradicionalmente demuestran sus artes domésticas, especialmente con la talla del melón en este día y hacen votos para que la vida les brinde un buen marido, en otra tradición las chicas jóvenes lanzan una aguja de coser en un recipiente lleno de agua, durante la noche del Qi Xi como una prueba de aptitud de bordado, si la aguja flota sobre la superficie del agua en vez de hundirse, se cree que es una señal de su habilidad para el bordado y esta un buen indicio para conseguir marido.

Cuenta la leyenda que hace miles de años una fabula conocida con el nombre de "Qi Xi", o "La noche de los sietes", narra la historia de amor entre un ser mortal y un ser elemental “un Hada”, dicha historia nace cuando un pastor se enamora de un Hada, al verla bañándose en un lago para después llegar a casarse.

Pero esta situación no fue aceptada en el reino de las hadas, donde la “Diosa del Cielo” al enterarse de ésta unión impura, la rechaza, separando a los amantes al convirtirlos en estrellas, “Vega y Altair”, pero ambas separadas nada menos que por Vía Láctea.

Así el amor es truncado por gracia divina, sin embargo las aves místicas chinas “Las Urracas”, se solidarizan con este amor entre el pastor y el hada, ahora estrellas, uniéndose todas las aves del mundo para crear un puente que cruce la Vía Láctea y así poder unirlos una vez al año; el séptimo día, del séptimo mes lunar, “el día del amor en china

No hay comentarios:

Publicar un comentario